'Conservar el puesto de trabajo es la mayor preocupación del personal de CaixaBank', sostiene la nueva presidenta de SECB.

'Conservar el puesto de trabajo es la mayor preocupación del personal de CaixaBank', sostiene la nueva presidenta de SECB.

Si además eres mujer, acceder a un cargo de responsabilidad es todo un reto, aunque no inalcanzable, como demuestra Begoña Peiró, porque “el liderazgo no tiene género”.


Begoña Peiró llegó a CaixaBank hace 20 años. Fue nombrada directora de una oficina en Valencia en el año 2007. En enero de 2011 comenzó su carrera sindical en la organización antes conocida como SECPB, compaginando el servicio dedicado a los empleados con sus deberes como empleada de CaixaBank.

Pasó a ser Secretaria de Comunicación en el año 2013, rol que le apasiona y todavía desempeña junto con sus funciones como Presidenta. Lideró la modernización de las antiguas siglas del sindicato, que quedaron obsoletas tras la transformación de “la Caixa” a Banco CaixaBank,  y desde entonces sigue en primera línea.   

Integrante de todas las mesas de negociación que se llevan a cabo con la empresa, en su primera legislatura como Presidenta sabe que tiene “mucho, mucho trabajo por delante”. En una línea continuista, pretende llevar al sindicato a la posición más alta, con cercanía, motivación y profesionalidad, para poder seguir ofreciendo el mejor servicio sindical a todos los empleados de CaixaBank. Reconoce que es una privilegiada, y que, aunque con mucho sacrificio personal, siempre ha conseguido alcanzar puestos de responsabilidad tanto en la entidad como en el sindicato y si hoy en día esto es difícil para cualquier persona, se acentúa más si eres mujer.

De hecho, las renuncias de las mujeres a un puesto profesional de responsabilidad son siempre superiores a las de los hombres, por la dificultad de compatibilizar la jornada laboral con el cuidado de la familia. Sin ir más lejos, en el Comité de Dirección de CaixaBank hay 2 mujeres de 12 directivos que lo componen. Y el 93% de solicitudes de reducción de jornada para cuidar a los hijos son de mujeres, en una entidad en la que hay un 16% más de empleadas que de empleados.

Desde FINE, donde una de las vicepresidencias la ocupa una mujer, valoramos el paso adelante dado por nuestras compañeras en un sector como el financiero, tradicionalmente masculino.

 
¿Qué combinación de talentos crees que es clave en un líder? 

Un líder tiene que saber escuchar y empatizar con el resto de compañeros, saber cómo motivar  y, sobre todo, debe ser ejemplo de trabajo, esfuerzo y dedicación.

Pienso que un líder debe ser capaz de ponerse en el lugar de la persona que tiene delante. Goleman, autor y periodista de referencia, afirma que la empatía es la base para todas las competencias sociales en el trabajo, no importa lo inteligente que seas, sin empatía no vas a llegar muy lejos.                

Ser líder no es posible si no te exiges a ti mismo primero.

¿Entonces como defines a una mujer con liderazgo ?

El liderazgo no tiene género. La capacidad de motivar, la empatía y una visión compartida del trabajo son clave.

¿Cómo has construido tu perfil profesional? ¿De no haber entrado en el mundo de la Banca que te hubiera gustado hacer? 

Principalmente, experiencia, formación y aprendizaje de todos los compañeros que he tenido.

A nivel profesional, sólo he conocido el mundo de la Banca. Siendo una niña recuerdo que entré con mi madre, cogida de la mano, a un banco, miré a mi alrededor y le dije que cuando fuera mayor quería trabajar allí. No he tenido otro objetivo. Hice la carrera de Administración y Dirección de Empresas y tres meses antes de acabar, ya había enviado mi currículum a todos los bancos y cajas de ahorro que existían. Mi primera experiencia fue en Citibank donde trabajé nueve meses, y lo dejé para incorporarme a “La Caixa”, donde espero permanecer hasta que llegue la jubilación.

¿Cuál es el camino a seguir en el proyecto del SECB? 

Se trata de un proyecto de continuidad de todo el trabajo que venimos realizando. Yo pertenezco a la Dirección del Sindicato desde el 2014, cuando el anterior Presidente, Pedro Villafañe, confió en mi y me propuso pertenecer a su equipo. Desde entonces, la Dirección trabaja en una misma línea, y pretendemos consolidar un gran equipo, el que conforman todas las personas que pertenecemos al SECB y, por supuesto, en dar el mejor servicio posible al afiliado, y que éste nos vea como sindicato de referencia.

¿Cuáles son las principales preocupaciones de los empleados del sector, en general, y de CaixaBank en particular?

La principal preocupación siempre es la conservación del puesto de trabajo. Desde el inicio de la crisis, más de un 30% de la plantilla del sector bancario se ha visto afectada por continuos ajustes. Es cierto que la mayor parte de estas salidas se han llevado a cabo mediante desvinculaciones incentivadas o Expedientes de Regulación de Empleo de carácter voluntario, voluntariedad que siempre se ha logrado gracias a las negociaciones con la Representación Laboral de los Trabajadores.

Otra gran preocupación es el cambio de modelo al que están sometidas las entidades financieras. El negocio bancario tal y como lo hemos conocido los que llevamos unos cuantos años aquí, ha desaparecido. Los empleados hemos tenido que adaptarnos, irremediablemente, a un ritmo comercial de vértigo de nuevos productos comerciales que nunca han pertenecido a este sector.

¿Qué puede aportar SECB a FINE? ¿Y FINE a su organización?

Nos aportamos mutuamente y así debe continuar. SECB aporta la experiencia de una organización con más de 40 años y más de 14.000 afiliados. No cabe duda de que el trabajo está bien hecho.

Nuestra proximidad al empleado, la visita día a día, la preocupación por solucionar todas y cada una de las inquietudes que le surjan y, por supuesto, la firma de acuerdos laborales garantistas y con condiciones beneficiosas, han hecho que la plantilla confíe cada vez más en nosotros.

FINE nos aporta una visión más global del sector financiero. Además, nos permite interactuar con distintas organizaciones sindicales de otras entidades y, sobre todo, participar en la negociación activa del Convenio Colectivo.

¿Qué prima en las decisiones que tomas? ¿Análisis? ¿Instinto?

Pues la verdad es que soy muy impulsiva pero, a la vez, soy tremendamente analítica… pienso que es una combinación de las dos.

Lo que sí tengo claro es que cualquier decisión que tomo la pongo antes en conocimiento de mi equipo y, por supuesto, les pido y valoro su opinión.

¿Crees necesaria mayor presencia de mujeres, en puestos directivos, en un sector como el financiero, tradicionalmente masculino? ¿Son mayoritariamente hombres los que ocupan las mesas de negociación?  ¿Crees que algo está cambiando?

La  mujer debe creerse capaz de preguntarse “y… ¿por qué yo no?” 

Para una mujer nunca es suficiente su afán por demostrar que se ha ganado el mérito de un puesto de trabajo. Posiblemente, seamos las primeras que tengamos que cambiar este pensamiento.

Nos auto-imponemos un nivel de exigencia que lejos de ser un techo de cristal (aquella barrera invisible que impide a la mujer acceder a puestos de responsabilidad), es un techo de cemento.

Muchas mujeres renuncian a tener un puesto directivo porque piensan que desatienden su vida personal y familiar. Es posible que conciliar sea más complicado si aceptas un puesto de responsabilidad, pero la diferencia es que, por regla general, el hombre ni se lo plantea…

¿Has encontrado discriminación en tu trayectoria por el hecho de ser mujer? ¿Sientes que hay prejuicios? ¿Tienes complejo de “malasmadres” que ahora está tan de moda? 

Nunca me he sentido discriminada por el hecho de ser mujer, pero sí he tenido que demostrar que estoy desempeñando un papel de responsabilidad por mi valía profesional.

El sentimiento de culpabilidad por el éxito parece ser exclusivo de la mujer. La cuestión es si necesitamos demostrar permanentemente nuestra capacidad para realizar ciertos trabajos de responsabilidad.

No lo llamaría “prejuicios”, simplemente es que la mujer realiza un sacrificio permanente para poder conciliar trabajo con la vida personal y familiar.

Sobre si tengo complejo de “malamadre”… ¡totalmente! Y además… me encanta (risas)

¿Crees en la igualdad de oportunidades?

Creo que debería haber igualdad de oportunidades para todo en la vida. Tristemente, esto no es así. Hay que potenciar el talento pero, sobre todo, saber localizarlo y premiarlo.

¿Cuál es el mejor consejo profesional que has recibido (y de quién)? 

He tenido la suerte de trabajar con grandes profesionales pero destacaría a dos personas extraordinarias a las que quiero muchísimo. Pedro Villafañe, anterior Presidente del SECB, quien me aconsejó que creyera en mi, en que lo seguiré haciendo bien. El segundo consejo vino de la mano de Enrique Conde, anterior Vicepresidente. Enrique me dijo una vez: “Estás loca. ¡¡Corre ahora que puedes!!”. A Enrique no le hice caso y en estas me veo… (risas)

¿Te sientes una privilegiada? 

Me siento afortunada por hacer lo que me gusta. Siempre he trabajado con pasión e ilusión


DESCUBRIMOS EL LADO MÁS PERSONAL DE BEGOÑA PEIRÓ     

                                                                                                                

Vemos en Begoña a una mujer feliz,  enamorada de su familia, de la que se siente muy orgullosa. Se define como tenaz, trabajadora, responsable y exigente, que disfruta de una buena charla, de la compañía de sus amigos y, sin duda, de viajar.

Otros Artículos

¿Vacaciones y baja laboral son compatibles?

¿Vacaciones y baja laboral son compatibles?

¡Por fin, vacaciones! ¡Fenomenal! Pero… ¿y si te tienes que dar de baja porque te pones enfermo o tienes un accidente?...
¡Un año después, gracias de nuevo!

¡Un año después, gracias de nuevo!

Se cumple un año del Congreso Nacional de FINE, celebrado en Sevilla, en el que apostamos por potenciar la presencia de nuestra...
Para ASIP lo principal son las personas

Para ASIP lo principal son las personas

La estabilidad en el empleo y la conciliación son los temas que más preocupan a los trabajadores de Bankia, señala el Secretario...