La destrucción de empleo ha sido realmente brutal

La destrucción de empleo ha sido realmente brutal

Carlos Peso es consciente de que los tiempos han cambiado y el sindicalismo tradicional, apegado a posiciones políticas, siempre cambiantes y lamentablemente con pésima imagen, ya no sirve. Por ello, el Secretario de Organización de SIB-sf, defiende que el proyecto de sindicalismo independiente de FINE es la mejor alternativa.
 
  
 
Abanca, es una de las entidades que más transformaciones ha vivido desde el inicio de la “revolución” en el sector financiero. ¿Qué pasos habéis dado a lo largo de todo este tiempo?

Abanca ha sido una de las entidades pioneras en la transformación del sector de las antiguas Cajas de Ahorros en bancos.

En diciembre de 2010 surge como fusión de Caixa Galicia y Caixanova, manteniendo su estructura de Caja y transformándose en banco en septiembre de 2011. La intervención del FROB y la subasta posterior de la entidad en diciembre de 2013 dieron lugar al nacimiento de la actual entidad Abanca, que adopta esta denominación en junio de 2014.

Durante estos años hemos sufrido la ejecución de cuatro ERE’s que dieron como resultado la reducción de la plantilla y de las oficinas en casi un 50% con respecto a 2010.
 
¿Cómo habéis vivido ese proceso durante estos años?

Para nosotros ha sido una mezcla de diferentes sensaciones. Por un lado, un auténtico shock en el que la destrucción de empleo ha sido realmente brutal. Pasar de hablar de condiciones de empleo a hablar exclusivamente de empleo ha sido una gestión del cambio dura y difícil.

Por otro lado, lo hemos vivido desde un punto de vista totalmente responsable. Es obvio que salvo la sistémica Bankia somos la única entidad intervenida que ha salido a flote sin ser fagocitada o integrada en otra más grande, lo que nos ha permitido mantener un aceptable nivel de empleo y, lo que es más importante, un ilusionante proyecto de futuro. Solo desde el sindicalismo responsable y coherente como el de SIB-sf se ha logrado todo esto y evitado mayores pérdidas.

Y como tercera sensación, una agridulce: por un lado, saber que tenemos proyecto, pero por otro saber también que nos queda mucho por hacer, mucho por recuperar y nada que volver a perder.
 
¿Cuáles son las principales preocupaciones de SIB-sf en estos momentos?

Empleo y sus condiciones…, que son las preocupaciones de la plantilla.

Preocupa la desmedida presión comercial, la aplicación de las nuevas regulaciones bancarias y su impacto en el trabajo diario, la incertidumbre en el futuro del sector y por tanto la garantía de los puestos de trabajo.
 
¿Y hacia dónde se dirige? ¿Cómo ve el futuro?

Nos dirigimos a un nuevo sistema de relaciones laborales, en el que el conocimiento de los diferentes sectores y la cercanía, incluso en aspectos técnicos a los mismos, serán claves.

Los tiempos han cambiado y el sindicalismo tradicional, apegado a posiciones políticas, siempre cambiantes y lamentablemente con pésima imagen ya no sirven.

Necesitamos representantes de la plantilla cuyo único objetivo sea velar por el empleo y sus condiciones, no como trampolín a otras posiciones. Necesitamos menos estructuras sindicales y más trabajo de base. Y eso SIB-sf lo garantiza: solo nos mueve el bienestar de nuestras plantillas y que el sector, su imagen y su futuro, sean los mejores posibles.

Se presenta un futuro complicado en cuanto a los retos que nos esperan (nuevo Convenio Colectivo a negociar en 2019, transformación del sector en cuanto a número de entidades y forma de operar -digitalización-, aparición de nuevos competidores no bancarios…), pero desde SIB-sf afrontamos esta nueva etapa con ilusiones renovadas por la confianza que depositan los compañeros en nosotros.
 
¿Qué significa para vosotros pertenecer a FINE?

Compartimos con FINE los mismos valores y objetivos: la independencia de los poderes políticos y económicos, la defensa exclusiva de los trabajadores del sector financiero, el diálogo y la negociación como principios de actuación, la libertad y la firmeza que nos da esa independencia tanto política como económica, etc.

Desde sus orígenes como CSICA hasta la actualidad como SIB-sf, hemos estado presentes en el nacimiento y consolidación de FINE como el mayor sindicato independiente del sector financiero
 
¿Por qué crees que FINE es el sindicato que debe representar a los empleados de SIB-sf?

Las sinergias son básicas. Stephen Covey lo explicaba muy bien: si adosamos dos trozos de madera, podrán sostener un peso mucho mayor que la suma de los pesos que sostienen ambos trozos separadamente. El todo es más que la suma de sus partes.

Y eso es FINE: pura sinergia representativa.
 
¿Qué aporta una fuerza sindical totalmente independiente y sin filiaciones políticas a los empleados?

Precisamente eso, independencia.

Probablemente, al margen de centrar nuestros esfuerzos única y exclusivamente en las plantillas, creer que un buen método de negociación sea el de ganar-ganar. Parafraseando al anterior autor, estamos más preparados para comprender al otro, prestamos atención a las pequeñas cosas y demostramos integridad personal (ésta genera confianza, incluye veracidad, mantener las promesas y satisfacer expectativas para lo cual se requiere un carácter íntegro con uno mismo y los demás, evitando comunicación engañosa, desleal e irrespetuosa).

Otros Artículos

¿Vacaciones y baja laboral son compatibles?

¿Vacaciones y baja laboral son compatibles?

¡Por fin, vacaciones! ¡Fenomenal! Pero… ¿y si te tienes que dar de baja porque te pones enfermo o tienes un accidente?...
¡Un año después, gracias de nuevo!

¡Un año después, gracias de nuevo!

Se cumple un año del Congreso Nacional de FINE, celebrado en Sevilla, en el que apostamos por potenciar la presencia de nuestra...
Para ASIP lo principal son las personas

Para ASIP lo principal son las personas

La estabilidad en el empleo y la conciliación son los temas que más preocupan a los trabajadores de Bankia, señala el Secretario...